Inicio Tejados Terrazas Goteras Humedades Presupuesto Gratis Contacto Obras realizadas
   

Las goteras. Un problema que no se ve hasta que no se sufre.

Cuando se acerca la época de lluvias comienzan a aparecer las primeras señales de goteras y humedades. Para que el problema no se agrande, es posible repararlo e impermeabilizar la superficie afectada.
La temida humedad suele ser provocada por la pérdida de agua de una tubería o por un mal drenaje de ventanas y puertas. Mientras, las goteras en techos que dan a los terrados suelen deberse al paso del agua a través de una grieta o al desprendimiento o rotura de una teja.

Por ello, resulta conveniente realizar una revisión periódica de su tejado, terraza, cubierta en general, para así poder reparar los más mínimos desperfectos y prevenir deterioros que pueden derivar en daños mayores.

Una gotera:

 * Deteriora el interior de la vivienda
* Al tratarse de humedad, obliga a aplicar productos adicionales a la simple pintura, encareciendo el presupuesto de esa reparación.
* Genera humedad y con ella la exposición a moho, con los problemas de salud que ocasionan éstos.
*Puede causar podredumbre en estructuras de la cubierta o vivienda, deteriorando soportes, provocando oxidación, etc., disminuyendo el tiempo de vida de la vivienda o incluso peligrando la misma.

Por ello es tan importante reparar una gotera en el momento de su detección, y no dejar pasar el tiempo para que los daños no se agraven.
Llevando a cabo un mantenimiento periódico de la cubierta es la única manera de poder prevenir y/o detectar de forma inmediata cualquier daño que exista en la misma. Un mantenimiento es la mejor arma para ahorrarse molestias y reparaciones mayores con presupuestos más altos.

Puedes contratar el mantenimiento de la cubierta de tu casa, de tu Comunidad o de tu Empresa, por un precio inferior al que supondría la reparación de una gotera, y que incluye:

  • Una valoración inicial del estado de la cubierta consistente en un informe en el que se detallarán los puntos detectados como "sensibles" a generar goteras, fotos sobre los mismos y las soluciones a aplicar para llevar a cabo el mantenimiento correcto de los mismos.

  • Una valoración económica del mantenimiento en general y/o de los puntos detallados.

  • Dos visitas anuales para revisar el estado general de la cubierta

  • Limpieza de canalones

  • Mantenimiento de las reparaciones anteriormente realizadas.

    Si quieres solicitar un presupuesto para el mantenimiento de la cubierta puedes hacerlo desde nuestra página, en la sección de Presupuesto Gratis. Nos llegarán tus datos y nos pondremos en contacto contigo para concertar una cita.

Si tienes goteras o humedades y quieres repararlas, te daremos un presupuesto sin compromiso. Contacta con nosotros por teléfono, por e-mail o envía el formulario de Presupuesto Gratis y nos pondremos en contacto contigo antes de 24 horas.

 

 Soluciones a las goteras

Resolver goteras en los techos exteriores

Lo primero que debes hacer es comprobar si hay grietas en los techos exteriores, principalmente en los ángulos con las paredes. Si las grietas son poco profundas, bastará con limpiarlas y cubrirlas con una emulsión asfáltica.

Cuando la grieta es muy profunda y el terrado es el de un edificio antiguo, conviene sellarla con una lechada de cemento con un agregado impermeabilizante. Tras esto, aplicar la emulsión asfáltica en varias capas, hasta nivelar el trozo con el resto de la superficie. Para asegurar buenos resultados, es mejor intercalar fibra de vidrio entre capa y capa.

En agrietados de terrados de construcciones modernas, si la tela asfáltica que está debajo del pavimento se ha deteriorado, séllala con emulsión asfáltica. Si sólo se deterioró el pavimento, repáralo con cemento. No olvides proteger ambas reparaciones con tela soldada. La tela se corta en franjas del mismo ancho y se colocan de diferentes modos de acuerdo con la pendiente del terrado.

Goteras junto a ventanas
Al detectar una mancha de humedad en una pared interior bajo una ventana, es posible pensar que puede deberse a las filtraciones de agua a través del alféizar.

El método de impermeabilización más adecuado consiste en colocar una barrera en la parte interior de éste para impedir el goteo. Después se debe tratar la mancha de humedad con un sistema de impermeabilización en superficie. Los golpes ocasionales que reciben puertas y ventanas pueden producir una caída del revoque de alrededor de los marcos. Por esos espacios también se puede filtrar humedad. En este caso puedes rellenar los huecos con masilla selladora resistente al agua.

 

Fuentes:

http://www.bricolajeyhogar.com
http://www.mailxmail.com/curso-albanileria/prevenir-reparar-goteras-techos-exteriores
http://www.facildehacer.com